Peligros en el hogar para aves

Tóxicos para aves en el hogar

Muchos de los riesgos o productos tóxicos para aves se encuentran entre objetos muy habituales de nuestro hogar. Conocer estos peligros, le van a ayudar a proporcionar una vida más longeva y saludable a su animal.

Peligros en la cocina:

El contacto con superficies calientes como agua hirviendo o sartenes puede suponer quemaduras graves para nuestras mascotas. Debemos evitar que los animales vuelen libres mientras se está cocinando; o bien tomar la precaución de cubrir o tapar estas superficies.

Aerosoles, humos, pesticidas, insecticidas, herbicidas, desinfectantes, productos de la limpieza (lejía), pinturas, pegamentos:

Prácticamente cualquier aerosol concentrado en grandes cantidades en un espacio reducido puede ser tóxico si es inhalado por nuestro loro. El polytetrafluoroethylene (PTFE) o también llamado Teflón, es una sustancia química que contienen sartenes y planchas. Cuando éste se somete a altas temperaturas (por ejemplo al freír) desprende un humo ácido que es altamente tóxico para las aves.

Medicinas y productos del baño:

En el baño de nuestro hogar se pueden encontrar gran cantidad de productos que pueden resultar tóxicos si son ingeridos por un ave (píldoras de medicamentos como aspirina, ibuprofeno; esmalte de uñas, jabones, perfumes, lociones, etc). Asimismo dejar el retrete con la tapa levantada puede suponer un peligro si el animal cae en él accidentalmente, ya que puede llegar a ahogarse.

Premios poco saludables:

Chocolate, te, café y alcohol no deben permanecer al alcance de los animales. También se debe evitar que un loro ingiera o inhale tabaco o productos derivados. El aguacate es potencialmente tóxico para las aves, así como la cebolla puede ocasionar anemia. La patata cruda y la berenjena tampoco se deben ofrecer a nuestras mascotas

Metales pesados:

Plomo, cadmio, zinc, cobre, mercurio. Intoxicaciones por ingestión de metales pesados son muy frecuentes en las aves. Estos materiales pueden formar parte de nuestro mobiliario (marcos, puertas, llaves, termómetros, joyas, cascabeles, jaulas, etc). Debemos asegurarnos antes de ofrecer un juguete a nuestro animal que en su composición no se encuentra ninguno de estos metales.

Puertas y ventanas abiertas:

Se debe tener la precaución de cerrar las ventanas cuando dejamos volar nuestras aves en el hogar. El corte de alas y la imposición de un microchip pueden ayudar en el caso que el ave se escape. Las ventanas cerradas con cristales transparentes también pueden suponer un peligro, en caso de que el animal alce el vuelto y se golpee bruscamente.

Cualquier de estas situaciones puede desarrollar síntomas como apatía, embolamiento, anorexia, vómitos, diarreas, hemorragias o fracturas. En estos casos, debe ponerse en contacto con su veterinario urgentemente.

 

 

Para cualquier duda contactad al 0rei0rier

2017-11-15T18:23:00+00:00