Dieta BARF o natural para hurones

 

Qué conoces sobre la dieta BARF en hurones?

El hurón (Mustela putorius furo) es la subespecie doméstica de su antecesor salvaje, el turón (Mustela putorius) el cual en la naturaleza es un carnívoro estricto que caza presas como roedores, conejos o pajaritos para alimentarse de ellos. Su fisiología y fisionomía por tanto están adaptadas a este tipo de dieta. La alimentación del hurón debería ser lo más similar posible a la de un turón salvaje, con los mismos porcentajes de músculo, grasa, hueso, vísceras y fibra. Es decir, esta es la base de la dieta BARF en hurones

Podemos cubrir estas necesidades nutricionales con una dieta comercial seca (un buen pienso) o bien proporcionándole nosotros carne (con músculo, grasa, hueso y piel), huevos crudos, pescado entero, vísceras, corazones y/o presas enteras como pollitos, ratones o codornices.

BARF  por sus siglas en inglés (o ACBA por sus siglas en español) significa Biologically Appropriate Raw Food (Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados)

 

VENTAJAS DE LA DIETA NATURAL

  • Dándole a nuestro hurón dieta natural podemos controlar que tome los porcentajes adecuados de cada nutriente. Ya que puede ser difícil encontrar en el mercado piensos para hurones de calidad que cubran todas sus necesidades nutricionales. Es más, los piensos suelen tener un exceso de hidratos de carbono, los cuales el hurón no está preparado para aprovechar. Esto hace que el páncreas trabaje en exceso, causando a la larga un insulinoma. Esta es una de las causas de muerte más frecuentes en hurones alimentados con pienso. El riesgo de padecerla se reduce enormemente con una alimentación natural adecuada.
  • Su comida, al no haber sido procesada y desecada, mantiene mejor las vitaminas y minerales y favoreciendo su absorción.
  • La dieta natural, al no estar desecada, mejora el nivel de hidratación de nuestro hurón y promueve el buen funcionamiento de su riñón.
  • La proporción adecuada de grasa y proteína en su dieta le aporta a nuestro hurón toda la energía que necesita. Por tanto, los hurones con esta dieta suelen ser mas fuertes y enérgicos, presentando una mayor proporción de músculo que de grasa, en relación a los hurones alimentados con pienso.
  • Los huesos crudos y cartílagos de la dieta natural favorecen la eliminación del sarro de los dientes favoreciendo una mejor higiene dental que los animales alimentados con pienso.

 

COMO PLANIFICAR LA DIETA BARF EN HURONES

Es necesario planificar semanalmente la dieta de nuestro animal de manera que al final de cada semana haya ingerido los nutrientes necesarios en su correcto porcentaje. Es decir, no necesitamos vigilar diariamente esos porcentajes, pero si que debemos lograr que los alimentos a lo largo de 7 días se encuentren en la proporción correcta.

 

ALIMENTOS Y PROPORCIONES ADECUADAS PARA UNA DIETA BARF EN HURONES

Músculo (40%):

En el músculo se encuentra la carne magra, Podemos darle a nuestro hurón carne de conejo, liebre, pollo, pavo, pato, codorniz, caballo, ternera y cordero. La carne de cerdo solo en ocasiones puntuales y solo la parte magra. Dos días a la semana debemos ofrecerle pescado blanco como merluza, mero, rodaballo, cazón, pescadilla, lenguado, rape o lubina, preferiblemente natural. Pero en caso de ser en conserva debe ser de bajo contenido en sal.

Corazón (20%):

El corazón realmente es un músculo, pero debido a su importancia nutricional debemos calcular su cantidad independientemente del resto de carnes.

Los hurones necesitan altas cantidades del aminoácido taurina, que se encuentra principalmente en el corazón de aves y mamíferos. Una deficiencia de taurina podría hacer enfermar a nuestro animal, con lo que es muy importante que un 20% de su dieta se componga de corazones, bien sea de pollo, ternera, cordero, caballo, cerdo, etc…

Grasa (20%):

La grasa es la principal fuente de energía en los hurones, podemos proporcionársela dándole las porciones de ave y conejo con piel, también eligiendo piezas más grasas (la ternera es la carne con mayor porcentaje de grasa) o bien pescado azul (alto en grasa) como salmón, sardina, boquerón, trucha, atún, bonito…

También podemos añadir a la dieta BARF en hurones, los ácidos grasos de pescado  como el aceite de salmón. Éste no solo sirve como aporte de grasa, si no que es necesario para evitar que se formen las peligrosas bolas de pelo en el estómago (no debemos proporcionar malta con dicha finalidad ya que es básicamente azúcar, que como ya se ha comentado, puede hacer enfermar de insulinoma a nuestro hurón).

Hurones excesivamente delgados, cachorros y huronas embarazadas o en estado de lactancia podrían beneficiarse de un ligero aumento de las proporciones de grasa, ya que en esas etapas necesitan más energía.

Vísceras (10%):

Las vísceras son importantes por su cantidad de vitaminas. La víscera más importante es el hígado, que debe suponer la mitad del total de vísceras que le demos a nuestro hurón. La otra mitad incluiría alimentos como riñones, cerebro, pulmones o intestinos.

Huesos (10%)

Los huesos son la principal fuente de calcio para los hurones. Es muy importante darlos crudos, nunca cocinados, porque podrían astillarse. También es importante que se den en la proporción adecuada ya que tanto el exceso como el defecto son peligrosos para su salud. A hurones que nunca antes habían tomado dieta natural o cachorros debemos empezar dándoles huesos fáciles de masticar como los cuellos de pollo o pato, costillas de conejo o pollo y las puntas de las alitas. El resto pueden comer casi cualquier hueso de pollo, conejo o codorniz y se dejarán aquellos mas grandes que no puedan masticar.

Otros alimentos:

Papillas: Podemos triturar la comida de nuestro hurón y dársela en forma de papilla. Esto puede ser útil en periodos de convalecencia en los que debamos forzar a nuestro hurón a comer porque no lo haga por si mismo. También son útiles en animales que tienen dificultad para comer huesos o vísceras, de este modo podemos esconderlos entre otros nutrientes más apetitosos para él.

Huevos: Podemos darle solo la yema o el huevo entero batido. Nunca se debe proporcionar solo la clara, ya que es alta en antibiotina(avidina) que podría a la larga genera deficiencias a nuestro hurón. Sin embargo la yema es tan alta en biotina que compensa la cantidad de antibiotina de la clara con creces. También podemos darle la cáscara machacada (añadida a una papilla) como aporte de calcio. Otra recomendación ideal para evitar el contagio por Salmonella, es dar huevo hervido. En tal caso, al ser cocido, se inhibe la antibiotina y así se reduce el problema de la inhibición de las vitaminas

Presas enteras: Los hurones suelen disfrutar mucho de presas que se ofrecen enteras como pollitos, ratones o codornices. Es una forma sencilla de ofrecerle a nuestro animal en una sola toma todos los nutrientes que necesita en la proporción adecuada. No debemos eviscerar los animales que les demos. Tampoco debemos quitar pelo ni plumas, ya que son una importante fuente de fibra para nuestros hurones.

Dietas preparadas: Existen empresas que venden gran variedad de preparados de comida picada especialmente diseñados como dieta natural para hurones u otros animales. Es una forma cómoda de darle comida natural si no queremos invertir mucho tiempo en planificar la dieta y calcular cantidades y proporciones de alimentos. Una de estas empresas es Puromenú.

Si tenéis cualquier duda o sugerencia, podéis contactar con nosotros en el 963227304

2017-11-15T14:08:51+00:00