Consejos para cuidar convenientemente a tu tortuga de tierra (GENERO TESTUDO).

Historia Natural

Las tortugas de tierra son nativas de las regiones áridas del Mediterráneo en Europa, África y partes de Oriente Medio. La mayoría de las especies de Testudo son principalmente herbívoras y practican la brumación (o hibernación) en la naturaleza.

Taxonomía

Clase: Reptilia

Orden: Chelonia/Testudines

Familia: Testudinidae

Género: Testudo

Testudo marginata (Tortuga marginada), T. weissingeri, T. horsfieldii (Tortuga rusa), graeca(Tortuga mora), T. ibera(Tortuga Griega), T. hermanni (Tortuga mediterránea), kleinmanni(Tortuga egipcia)

¿Qué comen?

Las tortugas de tierra son principalmente herbívoras y la mayoría de la dieta debe ser rica en fibra vegetal, así como en calcio y carotenoides (precursores de la vitamina A). Aunque la vitamina D3 es proporcionada por la exposición a la luz solar o las bombillas emisoras de UVB, las tortugas de tierra también pueden utilizar la vitamina D2 de las plantas.

Si habita en un jardín comprobaremos que come césped, trébol, hierbas, etc Tendremos que vigilar que no tenga a su alcance plantas tóxicas como ficus, helechos.

Una parte muy importatne de su dieta es el heno. También tendremos que ofrecerle verdura fresca como escarola, endivia, hojas de zanahoria, espinacas, acelgas, canónigos, berros, col, coliflor, calabacín, pepino, pimiento, zanahoria, etc. La fruta se debe restringir porque tiene mucho azúcar y puede provocar malas digestiones y descompensación de la flora bacteriana. Lo más importante es que la dieta sea variada y no nos limitemos a darle una o dos cosas durante toda su vida, ya que a la larga tendrá deficiencias alimenticias. Para acostumbrarla a una dieta variada podemos cortar la verdura en trozos pequeños tipo juliana para minimizar que escoja los alimentos que más le gustan.

Recomendaciones:

  • Añadir suplementos de calcio a la dieta vegetariana una o dos veces por semana.
  • Colocar los alimentos en bandejas o platos para evitar la ingestión accidental de sustratos.
  • No colocar coloque los alimentos directamente debajo de fuentes de calor para evitar que se sequen.
  • El agua debe estar disponible en todo momento.
  • El agua debe estar disponible en todo momento.

Cuidado y alojamiento

Lo más recomendable es que vivan en un jardín o terraza al aire libre. En edades juveniles es mejor tenerlas en un cercado para evitar que se pierdan o que se las lleve algún animal como pájaros, ratas, perros, gatos…

Necesitan un aporte de radiación solar directa importante, ya que la radiación ultravioleta que proporciona el sol es imprescindible para poder calcificar correctamente los huesos. En el caso de tenerlas que mantener en el interior, tendremos que proporcionarles la radiación UVB artificialmente mediante un fluorescente o lámpara compacta especial o bombilla de vapor de mercurio. Debemos recordar que los fluorescentes se han de cambiar cada 6-8 meses aunque sigan emitiendo luz y que, tanto el fluorescente como la bombilla, no deben estar protegidos por ningún cristal, plástico o tela mosquitera.

Como ya se ha mencionado, son animales estacionales y en los meses de frío hibernan. Notaremos que cuando empieza a bajar la temperatura la tortuga pierde actividad y come menos. También buscará un lugar donde refugiarse. Las tortugas acabadas de nacer o cualquier tortuga que no esté en perfecto estado de salud no deberían hibernar para aumentar la supervivencia. En estos casos, será necesario mantenerlas en el interior de casa en condiciones de verano permanente, es decir, a una temperatura diurna de 26-30ºC y 18-20ºC de temperatura nocturna. Se suele hacer un ciclo día-noche de unas 12 horas. Como sustrato podremos utilizar papel de periódico, los gránulos de alfalfa o heno, grandes trozos de corteza, cáñamo, mezclas de turba, fibra de coco, etc. Es aconsejable bañar a la tortuga una o dos veces por semana en un recipiente con un par de dedos de agua tibia (28ºC) durante 15-30 minutos. Con esto conseguiremos que se hidrate y activaremos su tránsito intestinal.

Humedad

Proporcione niveles de humedad relativa ambientales específicos para cada especie. Las tortugas juveniles pueden requerir niveles de humedad ambientales más altos para evitar el piramidismo del caparazón. Especies del desierto, como la tortuga mora y la tortuga egipcia requieren entornos más secos; una humedad alta constante parece predisponer estas especies a infecciones respiratorias altas.

Recomendaciones de terrario:

  • Evitar las paredes claras, ya que las tortugas tratarán de moverse a través de ellas o por encima de cualquier barrera que les permite ver el mundo más allá.
  • Los recintos al aire libre también deben evitar la fuga ya que estas especies no sólo pueden excavar sino también son expertas en escalar.
  • Si varios animales están alojados en un mismo recinto, se deben proporcionar áreas cubiertas o de seguridad visual. Supervise los grupos de cerca para detectar signos de estrés o de lucha, ya que los machos pueden molestar a las hembras constantemente hasta que pierden peso o las voltean y ciertos individuos también luchan con otros machos.
    También se debe obtener o construir una jaula o corral interior para alojar la tortuga cuando hay temperaturas ambientales más frías o cuando las condiciones climáticas exteriores no son adecuadas.
  • Se recomienda una jaula de techo abierto que puede ser desinfectada.
  • Los acuarios y viveros de vidrio son generalmente inadecuados ya que una buena ventilación es esencial.
  • El recinto debe proporcionar un gradiente de temperatura apropiado y puede requerir de una fuente de calor superior y otra debajo del sustrato para que las tortugas puedan regular la temperatura de forma natural. Se debe tener cuidado para evitar incendios al usar fuentes de calor con combustibles potenciales como materiales de sustrato y heno.

Proporcione varias áreas de protección y escondite en corrales dentro y fuera de la casa para que cada tortuga tenga múltiples opciones de protección. Los escondites deben estar situados a distancias variables de la fuente de calor principal del hábitat y deben proporcionar una cobertura adecuada del sol o de otras fuentes de luz y calor.

¿Cuántos años viven?

Las tortugas son conocidas por su longevidad y con la atención adecuada, las especies de Testudo pueden vivir bien entre 50 y 100 años.

¿Las tortugas se vacunan?

Las tortugas no necesitan vacunarse contra ninguna enfermedad. Pero es recomendable desparasitarlas 2 veces al año (primavera y otoño) antes y después de la hibernación. En la consulta, revisaremos sus heces mediante un estudio coprológico para determinar qué tratamiento es el más adecuado.

¿Me pueden transmitir alguna enfermedad?

Los reptiles pueden ser portadores de algunas bacterias y parásitos que pueden pasar a las personas sin que el animal muestre signos de enfermedad. La enfermedad más importante y conocida es la Salmonelosis. Tienen más riesgo de infección los niños pequeños, las personas mayores y aquellas que estén muy inmunodeprimidas. Si hay personas con riesgo en contacto con el animal se puede realizar un análisis para confirmar o descartar la presencia de este microorganismo. En caso afirmativo podemos establecer un tratamiento para eliminar la bacteria.

De todas maneras, con una higiene normal se reducen al mínimo las posibilidades de contagio